Congreso Nacional de Investigación en Danza

Por: Mestizaje, Revista Cultural | info@integrandofronteras.org

¿Qué es investigar en danza? ¿Quiénes son los investigadores de la danza en Colombia? ¿Cuáles son los temas y las agendas de la investigación? ¿Cómo se aborda la investigación? ¿Qué cualificación existe para la investigación en esta área? Son algunas de las preguntas que se empezaron a gestar en el sector de la danza y la investigación, lo que motivó la creación del Congreso Nacional de Investigación en Danza (CNID), un espacio de visibilización académica, que ha permitido repensar la danza no sólo como un hacer sino como espacio de reflexión y análisis, que desde diferentes frentes empieza a aclarar interrogantes que permiten el desarrollo del sector.

Ana Carolina Ávila, bailarina, maestrante de Historia del Arte de la Universidad Jorge Tadeo Lozano y gestora del proyecto del Congreso nos habló del proceso de gestión de uno de los encuentros académicos entorno a las artes escénicas más importantes del país.

Periodista (P): ¿Cómo y cuándo nace el Congreso Nacional de Investigación en Danza?
Ana Carolina Ávila (CA): En el 2011, el Plan Nacional de Danza del Ministerio de Cultura, convocó un encuentro de experiencias a nivel nacional al cual, el Festival Universitario de Danza Contemporánea (FUDC), que anualmente es organizado por la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano, donde yo trabajaba, fue invitado. Allí, en una mesa de trabajo sobre el estado de la investigación en danza fue dónde se mencionó la necesidad de abrir un espacio dedicado a exponer procesos y desarrollos de investigación, pues los festivales y eventos organizados tienden a propiciar la circulación de obras y a veces talleres, pero los investigadores no tenían plataformas para mostrar su trabajo.

Así que propuse, desde el FUDC, propiciar un encuentro de investigación para 2012. A medida que pasaban los meses y se iban desarrollando las gestiones para su realización, se fueron sumando voces que señalaban la importancia del asunto y se resolvió llevar a cabo el 1er Congreso Nacional de Investigación, como una plataforma para hacer un estado del arte del campo. Así se abrió un camino, un espacio, que mostró, desde el primer momento, que era una necesidad sin atender.

P: ¿Por qué considera importante el Congreso Nacional de Investigación en Danza para la academia y el sector?
(CA): El país cuenta con un movimiento de danza robusto, cuya producción se ha ido cualificando con la aparición de programas de formación a nivel universitario y programas de profesionalización.

A partir de esto, se abrió la posibilidad de ver la danza como un campo de conocimiento que requiere ser valorado y fortalecido desde la capacidad discursiva del sector. En ese contexto, el Congreso permite que una comunidad académica de la danza cuente con un espacio para encontrarse y evaluarse, para hablar y dialogar sobre el quehacer de la investigación en campo que aún está marginada.

P: ¿Qué fin persigue el Congreso?
(CA): Hasta el momento, el Congreso se ha pensado como un espacio de diálogo, intercambio, reflexión y reconocimiento entre cultores, investigadores y hacedores de la danza. Busca generar y compartir productos y procesos de investigación que contribuyan al desarrollo de la danza en el país.

CNID0P: ¿Cómo se gestiona el Congreso?
(CA): Hasta el 2015, la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano, fue la base del Congreso. Durante el primero, bajo el soporte del Festival Universitario de Danza Contemporánea; y el Segundo y Tercero, como proyecto del Grupo de Investigación “Hacia una Cartografía del Cuerpo en el Arte Contemporáneo” del Departamento de Humanidades de la misma universidad, liderado por el profesor Carlos Eduardo Sanabria, quien ha trabajado sin pausa, los últimos 5 años al interior de la institución educativa, para que este proyecto crezca.

El Congreso como necesidad del sector y gracias a un dedicado equipo, ha conseguido a lo largo de sus versiones importantes apoyos y aportes, desde lo público a través del Plan Nacional de Danza del Ministerio de Cultura, la Gerencia de Danza del IDARTES y Colciencias; y desde el sector privado, con los aportes de la Corporación de Educación CENDA y FAPROCOP, que hoy es la Fundación Integrando Fronteras.

Para su 4ta versión, el Congreso será un proyecto de una red de trabajo, de entidades que ven en el desarrollo de la investigación en danza, un aporte al desarrollo del quehacer de la danza en el país.

 P: ¿Por qué se le debería dar continuidad?
(CA): En tan solo 3 versiones, el Congreso ha evidenciado que en primer lugar se necesitaba un espacio como este para poder reconocer una comunidad de investigadores que pueden compartir esfuerzos, preguntas, hallazgos e incluso recursos para fortalecer el campo. Por otra parte, la constancia en el tiempo de un esfuerzo como estos, es un marcador importante para la comunidad de la danza en tanto evidencia que se trabaja en pro de la consolidación de un campo de conocimiento profundo e importante para el país, pues solamente los investigadores del campo pueden darle ese estatus con su trabajo.

CNID1P: ¿Cómo ve el congreso a 20 años?
(CA): En un plano ideal, el Congreso debe convocar más programas de formación en danza desde pregrado y posgrado, pensando con el deseo que el número de estos también se va a multiplicar. Debería contar con una serie de publicaciones periódicas que den cuenta del paso del tiempo y la madurez de la producción de los investigadores… Ojalá se cuente con una red de centros de documentación, una estrecha articulación con los estamentos que toman decisiones sobre el apoyo a la danza a nivel estatal y presupuestal, que permita por ejemplo: desarrollar cartografías especializadas de fenómenos de la danza, que sin investigación, van a tender a desaparecer en el olvido, como es el caso de manifestaciones de danza tradicional que están aun sujetas a la memoria oral de algunos pocos portadores de tradiciones.

__________________________________________
Número 5 | Del 1 de Agosto al 31 de Octubre de 2016