Gestión, calidad y formación en la danza. Entrevista con Xiomara Navarro | AFROJAM

Por: Juan Carlos Pechené Pachón

La danza, además de ser el medio por el cual el cuerpo y el alma se expresan, se ha convertido para muchos en un proyecto o en una forma de ganarse la vida; donde la experiencia y la madurez son fundamentales para el éxito de la formación a formadores.  

Xiomara Navarro, bailarina, coreógrafa, gestora y directora de la compañía Zajana danza, una de las entidades  destacadas en la danza contemporánea en la ciudad, viene gestionando desde 2015 el Festival AFROJAM, un proyecto que pretende abrir un espacio de visibilización de las propuestas contemporáneas de la danza afro en el país. Bajo el esquema estructural del evento nos habló sobre la relación gestión / calidad y la formación.

Periodista (P): ¿Qué es y en qué consiste el festival AFROJAM?

Xiomara Navarro (XM): El festival AFROJAM surge en 2015 a partir de un encuentro de artistas improvisadores desde la danza, el teatro, la música y las artes plásticas, entorno a la reflexión y las propuestas creativas de la cultura Afro.

Este año (2017) se realizó la segunda versión del festival que se llevó a cabo del 9 al 16 de septiembre en la Pontificia Universidad Javeriana, donde se invitaron artistas locales y nacionales, además, se brindaron talleres y muestras artísticas que tuvieron como objetivo fortalecer los procesos locales y nacionales de esta cultura.

(P): ¿Cuándo se puede hablar de calidad artística?

(XM):  Hay calidad artística en muchos ámbitos, por ejemplo si hablamos de un evento como AFROJAM se percibe y se habla de una calidad desde la gestión, en la implementación de toda la producción que debe tener un festival.

Hablando específicamente de calidad artística yo diría que el resultado de las propuestas creativas tienen muchas variables, estas dependen de sus contextos particulares, de sus tiempos de creación, de la disponibilidad de los espacios de creación y de sus acercamientos a otras reflexiones o al conocimiento de la danza como tal. Es decir, la calidad artística es multifactorial, ya que depende de todos estos factores en conjunto; a veces no todos trabajan al mismo tiempo, pero sí inciden iguales en un proceso de calidad artística.

Inclusive la misma gestión de los eventos influye en la calidad artística, ya que si se gestionan espacios con una excelente infraestructura, es decir, con excelente sonido y logística,  o si se busca el apoyo de entidades que brindan espacios excelentes, claramente la calidad artística  se verá influenciada.

(P): ¿Cuál cree que es el mayor desafío del sector de la danza en términos de calidad y de gestión?

(XM):  Los que nos dedicamos a la gestión, tenemos la gran responsabilidad de posicionar la danza ante estos posibles patrocinadores o facilitadores de los espacios, del público y de la infraestructura, a través de un trabajo proyectado, claro y que tenga una incidencia en grande en diferentes poblaciones. Esto en primera instancia, teniendo en cuenta que es una trabajo de los gestores hacia afuera.

Sin embargo, también es muy importante el trabajo de la gestión hacia dentro, es decir, de nosotros hacia nosotros mismos, que nos pongamos en un lugar de calidad osea un lugar organizativo, claro, de proyección y de valoración, en pocas palabras que los que gestionamos danza creamos en lo que hacemos.

En conclusión, el reto está en re-pensarse desde la gestión interna esa claridad del proyecto, para realizar la gestión externa.

(P): ¿Cree usted que los jóvenes que no tienen una formación académica sobre danza tienen las herramientas necesarias para dictar un taller a comunidades específicas, teniendo en cuenta que este conocimiento y lo que enseñan lo adquirieron a través de otros talleres de danza?

(XM): Tengo dos consideraciones, una bajo la línea pedagógica, en donde es importante respetar una jerarquía dentro de la enseñanza, además, hay que tener en cuenta que se presenta un contexto muy particular porque realmente tenemos  muy pocas instituciones educativas que formen en danza profesionalmente, es decir que se evidencia claramente que seguimos siendo un país en donde esta formación se gesta a través de la experiencia, de la praxis de la danza; entonces, esto se termina convirtiendo en un derecho también, pues si no tengo los recursos económicos o los medios para estudiar danza, tengo derecho a aprender la danza por otras vías.

Sin embargo, estas vías tienen esa complejidad desde la parte pedagógica, ya que muchas veces, no están avaladas y lideradas por un maestro o un proceso, por lo  que alguna gente decide formarse en danza por medio de talleres.

Por ejemplo, retomando mi experiencia, la formación que tuve en danza fue por el medio universitario mientras estudiaba otra carrera, pero a diferencia de otras personas si tuve un proceso con un maestro y de alguna forma este proceso respaldó mi formación.

Para mí, lo delicado es que las personas piensen que no se necesita la jerarquía pedagógica, porque si la necesitamos para el conocimiento, pues las experiencias de otros docentes, que ya llevan más tiempo en esta profesión, brindan otros saberes y  aunque se ha ido academizando la danza, considero que uno tiene el derecho de aprender de otras formas.

Desde la otra consideración, es diferente la formación y la información, pues esta se puede obtener de muchos lados, pero es diferente que yo me informe de una técnica de danza a que yo me forme así, sea de una manera alternativa; a esto, si lo veo con preocupación, que personas que no tengan un proceso fundamentado y profundo en la danza se conviertan en replicadores.

(P) Teniendo en cuenta la importancia de la jerarquización de formación en danza ¿Que elementos debe cumplir un tallerista?

(XM): Yo siempre he diferenciado entre un bailarín y un docente, a veces hay bailarines maravillosos pero que no han desarrollado sus habilidades en la docencia y siento que quien dicte un taller debe tener un trabajo de comunicación y habilidades desarrolladas en la lectura de los otros y en la entrega del conocimiento.

(P): ¿Qué repercusión puede traer no tener los conocimientos previos para dictar talleres de danza?

(XM): Se puede tergiversar la información de un artista, la idea de una técnica o de la danza en general y también puede que no haya una valoración real al oficio o sobre la acción del artista, por eso es importante trabajar desde diferentes puntos, ya que si no se trabaja de esta forma la consecuencia se va a ver desde la percepción de un público que va a ver una obra, desde la empresa que contrata a un grupo o a un bailarín o desde el festival.