La danza contemporánea desde la universidad

Por: @laysha80 | MASSDANZA, Observatorio de Danza

Las siglas FUDC para algunos no significa mucho, pero para el sector de la Danza en Colombia, especialmente para la danza contemporánea, puede ser un importante referente histórico de circulación, investigación y creación, pues hace referencia al Festival Universitario de Danza Contemporánea, que se ha posicionada en el país y en Sur América como uno de los pocos espacios de vibilización de las artes escénicas contemporáneas amateur, semiprofesional y profesional, desde la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano.

Pero ¿cómo llega un festival universitario a ser un relevante referente internacional de la danza contemporánea y de nuevas expresiones escénicas desde la puesta en escena y la academia, en una institución que no tiene un programa de Artes Escénicas? Según sus organizadores, llegar a este punto ha sido un reto, dadas las dificultades en relación a dos condiciones: la primera, porque la danza contemporánea no es un género escénico muy difundido en la sociedad en general, mucho menos en los jóvenes; y, la segunda, por las dificultades de sostenimiento de proyectos culturales en países como Colombia, en el que muchas veces es más importante el flujo constante de capital que el desarrollo humano y del pensamiento.

Antecedentes

El FUDC inició en 1996 en el departamento de Actividades Culturales de la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano, dirigido por María Cristina Vergara, quien, desde su creación, impulsó este proyecto cultural, con el aporte de los centros culturales de la Universidad de los Andes y la Pontificia Universidad Javeriana, como aliados estratégicos, entre otros que hacen parte de una larga lista de organizaciones que le apuestan al desarrollo de las artes para el crecimiento de la sociedad.

Desde su primera versión el FUDC, que en 2017 cumplió 21 años, se destacó por su proyección y por su potencial de abrir espacios de encuentro entre la academia y la cultura, que permitió que se reflexionaran diferentes temas de la cotidianidad a través de la expresión del cuerpo y el diálogo académico.

Desarrollo

Durante estos años ha ido creciendo considerablemente y ha pasado por diferentes etapas, como lo expone el maestro Raúl Parra, reconocido investigador de la danza en Colombia, quien enuncia 6 momentos de desarrollo del Festival: fundación, reflexión, fortalecimiento, difusión, consolidación y nuevas perspectivas, en los que se han involucrado diferentes representantes de la danza contemporánea del país, entre ellos a los maestros Álvaro Restrepo, Priscila Welton, Hernando Elkaiek, Natalia Orozco, así como la hoy escuela y compañía Danza Común, Cortocinesis, Maldita Danza, Zajana Danza, entre otros grandes exponentes, agentes que hoy participan activamente en el desarrollo de la academia, las políticas públicas en relación a las artes y la escena artística.

Enmarcado en esas etapas, el FUDC ha permitido visibilizar los procesos creativos de quienes, a través de la danza contemporánea y desde los bienestares universitarios, han generado propuestas de pequeño formato y de gran calidad, considerando las implicaciones que esto conlleva, pues para los coreógrafos no es sencilla la creación y producción de obras con grupos que no tienen formación corporal, con una dedicación de menos de 4 horas semanales durante pocos meses. Así mismo, ha posibilitado que quienes optan por la danza como profesión puedan dar a conocer el desarrollo de su formación escénica y sus trabajos como profesionales.

En el marco de su programación, el Festival inicialmente convocaba propuestas únicamente de Bogotá, pero en años más recientes recibió también, propuestas escénicas amateur y semi profesionales provenientes de Cali, Medellín, Barranquilla, Bucaramanga, Ipiales, Pasto, Popayán, Sincelejo y Tunja. Así mismo, ha articulado a su programación trabajos escénicos profesionales de pequeño y gran formato de compañías nacionales como el Colegio del Cuerpo de Cartagena de Indias, Sankofa (Medellín), entre otras.

Desde lo internacional, ha recibido a los grupos de los programas de formación y de bienestar universitario de Brasil, Ecuador, España, Italia, Lituania, México y Perú. Además de compañías profesionales de danza provenientes de Brasil, Costa Rica, China, España, Estados Unidos, Italia, Francia, México, Perú y Suiza, lo que le ha permitido visibilizarse como un festival internacional en tres categorías: amateur, semiprofesional y profesional, sin ser un espacio de competencia, pues el FUDC se proyectó como un espacio de encuentro, diálogo y reflexión en relación con la danza contemporánea y de las nuevas expresiones de las artes escénicas con la academia. En este contexto, recientemente se ha empezado a hablar de las artes como mediadores de la paz, y los lenguajes multidisciplinares, que involucran las bellas artes, las humanidades y las ciencias sociales.

En cuanto a su gestión, ha sido un proyecto que ha conseguido un apoyo continuo por parte del Programa Nacional de Concertación Cultural, del Ministerio de Cultura de Colombia, un apoyo significativo desde los apoyos de Concertación de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte de Bogotá, y un significativo apoyo en los últimos 7 años de la Gerencia de Danza del IDARTES, así como aportes de embajadas, centros culturales internacionales y nacionales, y de la empresa privada. Esto ha llevado al FUDC a proyectarse no sólo como un referente desde lo escénico y lo académico, sino también desde la gestión, involucrando diferentes áreas de la Universidad en el desarrollo de alianzas estratégicas, permitiendo una gestión del 70% del proyecto que oscila entre 300 y 400 millones de pesos.

Estos logros sin duda han sido pilares para que la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano le haya apostado por 21 años al desarrollo del FUDC, como espacio de visibilización de las artes escénicas y de proyección de esa institución como un referente de integración social y cultural, como un centro cultural multidisciplinar que permite el diálogo entre la académica y la cultura, posibilitando que sus estudiantes reflexionen sobre las expresiones contemporáneas del arte y su relación con la formación académica.  Así mismo, diversifica el concepto de universidad como espacio de convergencia y lo pone en el radar académico y cultural local, nacional e internacional, elementos estos que, entre otros, se encuentra en el Plan Estratégico de esa Institución en el sistema de acreditación institucional de la Universidad ante el Ministerio de Educación colombiano.

Hasta 2017, el FUDC, organizado por la Oficina de Gestión Cultural del Centro de Arte y Cultura de la U Tadeo, actualmente, se encuentra en un proceso de receso, por decisión de las directivas de la institución universitaria, lo que significa que en 2018 el Festival no abrirá los espacios culturales y académicos de la ciudad para el desarrollo de su programación, posibilitando la reinvención del proyecto cultural por parte de la IES y/o del sector cultural y académico de la Ciudad.

Referencias:
PARRA, Raúl. “Festival Universitario de Danza Contemporánea”. Revista La Tadeo, 2012, n° 77, p. 139-170
Plan Estratégico 2015 -2020 – Universidad Jorge Tadeo Lozano

Fotografías de archivo FUDC – Fotógrafos Zoad Humar y José Quinche