De la Publicidad a la Danza

Entrevista con Mónica Mercado, Directora Compañía “Herencia Viva”

Por: Juan Carlos Pechené Pachón

Escuchar el ritmo de la música tradicional, sentir en la piel los movimientos electrizantes e hipnóticos de la danza folklórica, fueron algunos de los elementos cotidianos que acercaron a Mónica Cecilia Mercado Corchuelo con la Danza Colombiana.

La cartagenera, fundadora y directora de la Fundación Compañía Nacional de Danza Folclórica “Herencia Viva”, inició su carrera en la danza cuando ingresó al programa de Publicidad y Mercadeo de la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano, tiempo en el que se vinculó al grupo de danza del bienestar universitario, que dirigió luego de finalizar su formación profesional. Durante este periódo, Mercado, hizo parte del grupo de la maestra Delia Zapata Olivella, así mismo, hizo compartío su trabajo con los maestros Winston Berrio, Jhonny Padilla y Germán Vargas. Así mismo, hizo parte del grupo de bailarines de la Sonia Bazanta Vives, conocida como Totó, la momposina.

Desde entonces, Mercado se ha dedicado a la formación y difusión de la danza  desde diferentes espacios, hoy lo hace con el grupo institucional de danza folklórica de la Universidad Central, su compañía de danza y a través de los cursos o talleres en los que ha sido invitada.

Por su labor en Bogotá desde la Danza, Mercado, licenciada en Educación Artística con Énfasis en Danza y Teatro de la Universidad Antonio Nariño, fue acreedora de un reconocimiento especial de parte del Consejo Distrital en 2013, así mismo, obtuvo un reconocimiento de parte del Instituto Distrital de las Artes – IDARTES por 20 años de trabajo en la difusión de la danza en Bogotá.

Desde su salón de clase, la maestra Mónica nos habló sobre las dificultades de la danza en Colombia.

Periodista (P): ¿Por qué es importante la danza y por qué fomentarla a través de la formación?

Mónica Mercado (MM): La danza es importante para el desenvolvimiento social, para tener contacto con las personas, además, ayuda la parte motriz de los niños desde su primera infancia y es necesario fomentarla por medio de la formación ya que es un complemento, ayuda a una educación integral de los niños, los jóvenes y los adultos.

(P): ¿Qué representa Herencia Viva para la danza en Bogotá y qué lo diferencia de otros grupos?

(MM): Teniendo en cuenta la trayectoria que ya tiene la compañía, creo que es uno de los referentes en Bogotá más que todo para danzas de la Región Caribe. Además, de acuerdo a la trayectoria ya es un grupo reconocido gracias al trabajo y  a la calidad que ofrece Herencia Viva, pues nos preocupamos mucho por la parte expresiva, la sincronización, la técnica, para que la gente vea una limpieza escénica, es decir, que no vean que se caigan elementos, sin embargo, trabajamos y prestamos más atención a la sincronización.

(P): ¿Para usted qué es calidad escénica?

(MM): La calidad escénica es el resultado de toda la preparación que han tenido los bailarines con su director, para que la puesta en escena responda a todas esas inquietudes creativas que tuvo el mismo director, es decir, para mi es ver un espectáculo muy pulido en escena, donde los bailarines muestran una postura y una expresión casi perfecta en donde también, se involucra la técnica, la coreografía, el dinamismo y la creatividad, provocando que el escenario y su producción sean complementarios.

(P): ¿Cuál cree que es la percepción del público sobre calidad?

(MM): Precisamente creo que es lo que hablaba antes, es decir, ver un espectáculo ordenado, con alineaciones, con filas, que todos los bailarines respondan a una sincronización, a una técnica, que tanto el vestuario, la música y la coreografía sea acorde a lo que queremos expresar y mostrar, en pocas palabras, es un conjunto que involucra muchas cosas.

(P): Considerando lo anterior ¿Por qué cree que el público en general, normalmente no paga por ver danza?

(MM): Porque el público de la danza folklórica está acostumbrado que este tipo de espectáculo siempre sea gratis, porque se le ha educado desde un principio a eso y desde hace mucho tiempo es así, sin embargo, yo pienso que hay que reeducar y mostrarle al público el valor de la danza tradicional, que es nuestra raíz, nuestra esencia y que, si vale la pena este tipo de espectáculos, por su calidad y trabajo.

Se debe educar, primero, poniendo poco a poco un valor mayor a estos espectáculos; y segundo, a través de una buena publicidad, mostrar que los bailarines son buenos y que vale la pena pagar una boleta para verlos. Es fundamental para esta reeducación la confluencia de la calidad artística y escénica, por ejemplo, la gente busca y paga millones por ver espectáculos del ballet de México cuando vienen a Colombia, pero es porque saben que es una obra de muy alta calidad. Entonces, si nosotros no mostramos esa alta calidad, el público no va a querer ir a vernos y creo que en eso debemos trabajar.

(P): ¿Es difícil vivir de la danza?

(MM): Es difícil vivir de la danza porque precisamente desde hace mucho tiempo estas profesiones no fueron tomadas como profesiones en realidad, por ejemplo, en mi época no existía una universidad para la danza, eso es muy reciente,… Yo creo que ese fue el principal problema que tuve como bailarina, luego empezaron a surgir estas universidades, donde se empezó a formar la gente en la danza, sin embargo, en las instituciones de educación, esto aún no es valorado como otras profesiones, es decir, no es lo mismo el pago que se le da a un profesor de matemáticas que a uno de danza, entonces hay que equilibrar ese tipo de cosas, ya que por esta razón, es difícil vivir de la danza.

Muchos de nosotros como docentes o bailarines, vivimos de una profesión diferente y dejamos la danza como un ingreso más, por ejemplo, hay muchos que son arquitectos, publicistas, médicos pero que a la vez su pasión es la danza y que trabajan para pagar su sueño (la danza). Esta es la realidad de nosotros y aunque hay políticas públicas para la danza, estamos en un proceso de renovación, donde las políticas han mejorado pero aún falta demasiado para que un bailarín y un docente puedan vivir de la danza. Falta mucho apoyo por parte del Estado… Hay un premio en el Ministerio de Cultura y otro en IDARTES para más de doscientas compañías en la ciudad de Bogotá. En conclusión, si está cambiando para bien esta profesión, pero aún faltan demasiadas cosas.

NOTAS

  • La maestra Mónica Mercado, inició la Fundación Compañía Nacional de Danza Folklórica “Herencia Viva” el 20 de mayo de 1994.
  • La Compañía, fue seleccionada para recibir al Papa Juan Pablo II en 1996 y al Papa Benedicto en 2017.

Fotografías: Archivo maestra Mónica Mercado